12 de mayo de 2015 22:19

La unidad de la Cooperativa Flor del Valle estuvo a punto de rodar a un abismo

El personal del Cuerpo de Bomberos de Quito atendió y trasladó a los heridos. Foto: @BomberosQuito

El personal del Cuerpo de Bomberos de Quito atendió y trasladó a los heridos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 290
Triste 83
Indiferente 5
Sorprendido 11
Contento 10
Sara Ortiz,  Redactora (I)

Una nueva tragedia de tránsito se registró  en Quito. Esta vez involucró a una unidad de la Cooperativa de Transportes Flor del Valle. El saldo fue de tres muertos y 46 heridos.

El vehículo perdió pista, se estrelló contra la valla y se volcó en el kilómetro 3 de la avenida Panamericana, a pocos metros de llegar al peaje de Oyacoto, al nororiente de la capital. Este hecho se reportó cerca de las 20:20 del 12 de mayo de 2015.

Una adolescente de 13 años y un hombre de unos 60 murieron al instante. Mientras que la tercera víctima lo hizo en el camino hacia el hospital.

La mujer y el hombre de 60 años, quien se presume es el controlador del bus, salieron expulsados de la unidad de la Cooperativa Flor del Valle, de placas IAI 259. Esta viajaba de Quito hacia Cayambe.

18 ambulancias acudieron al sitio y los paramédicos rescataron a 46 personas, ocho de gravedad y siete, fueron dadas el alta, pasada la medianoche. La tercera víctima fue una de las cuatro personas que fueron rescatadas de la quebrada. Ya que tras el volcamiento, el bus se deslizó sobre un lado más de 100 metros y quedó su parte delantera, incluidas sus llantas, en el aire, al borde de la peña.

Un accidente de tránsito se reportó alrededor de las 21:00 del martes 12 de mayo, en la Panamericana Norte, dejando un saldo de 3 personas fallecidas y 46 heridas. Fotos: Diego Pallero / EL COMERCIO

Los moradores de este sector fueron los primeros en llegar y prestar ayuda. Jorge León se impresionó al ver a dos personas sin brazos. Una de estas personas era la tercera víctima. También divisó a personas que entre gritos pidiendo ayuda salían por las ventanas del automotor. Entre ellos estaban policías, estudiantes universitarios, mujeres y dos adolescentes de entre 12 y 14 años.

Pasada la media noche, los socorristas del Cuerpo de Bomberos y del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía extendieron la búsqueda de brazos y piernas en el interior de la quebrada. Sobre el pavimento también habían marcas de sangre de una de las víctimas, quien presentaba parte del cráneo y el rostro destruido.

Por ahora las causas del accidente no están claras. Según Hólger Espinosa, agente del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito, el vehículo quedó a solo dos metros de caer a la quebrada. Mientras se deslizó perdía fuerza, debido a la fricción con el suelo, pero los investigadores presumen que iba a exceso de velocidad. Además, por la cantidad de pasajeros, alrededor de unas 58 personas, se presume también que el vehículo viajaba con exceso de pasajeros.

Christian Rivera, director del COE Metropolitano, indicó que de los 46 heridos, 39 personas quedaron internadas en los hospitales Eugenio Espejo, de la Policía, San Francisco, Pablo Arturo Suárez, Enrique Garcés, clínica Santa Fe y la de Cotocollao.

Testigos que vieron el accidente indicaron que el bus atravesó la vía en alta velocidad mientras 'correteaba' a otra unidad de transporte. Fue entonces cuando perdió el equilibro. Espinosa señaló que antes de determinar las causas se analizarán también el estado mecánico de la unidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (277)
No (18)