24 de enero de 2017 11:36

Seis muertos al caerse un helicóptero en zona de terremoto en Italia

Vista de la pantalla de una cámara que muestra el lugar donde se produjo el accidente de un helicóptero de emergencias en Lucoli, en la región de Los Abruzos (Italia), hoy, 24 de enero de 2017. Foto: EFE

Vista de la pantalla de una cámara que muestra el lugar donde se produjo el accidente de un helicóptero de emergencias en Lucoli, en la región de Los Abruzos (Italia), el 24 de enero de 2017. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 7
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Seis personas murieron el martes 24 de enero del 2017 al estrellarse un helicóptero de rescate en la zona de Italia afectada por un terremoto y una avalancha en los últimos días. Ninguna de las personas que iban en el aparato sobrevivió, confirmó a dpa un portavoz de los bomberos.

El helicóptero desapareció entre la ciudad de L'Aquila y la zona de esquí Campo Felice, en la región de Los Abruzos, cuando regresaba de una operación de rescate de esta última. Según varios medios, el aparato cayó en un desfiladero de varios cientos de metros de profundidad. A bordo se desplazaban, además de varios rescatistas, un esquiador que iba a ser trasladado al hospital.L

as tareas de socorro se están viendo entorpecidas por una densa niebla. Según un portavoz de los servicios de protección civil, todavía se está investigando qué ocurrió.

El vuelo no estaba relacionado con los trabajos de rescate en el hotel que la semana pasada quedó sepultado por una avalancha de nieve tras varios terremotos de magnitud 5.

Hasta el momento se recuperaron los cadáveres de 15 personas, mientras que otras 14 continúan desaparecidas, informó el martes la prefectura de Pescara. "No pararemos hasta estar seguros de que no hay nadie más (bajo los escombros", aseguró Luigi D'Angelo desde los servicios de protección civil.

En los primeros días tras la avalancha fueron rescatadas nueve personas de entre las ruinas del hotel, entre ellas cuatro niños. Otras dos personas sobrevivieron gracias a que en el momento de la avalancha se encontraban fuera del hotel.

El lunes 23 de enero, los bomberos derribaron un muro y consiguieron sacar a tres cachorros, lo que alentó las esperanzas de que pudiera haber también personas aún con vida, pero a medida que pasan los días es cada vez más improbable.

Los perritos, nacidos el 4 de diciembre, son hijos de las mascotas del hotel, Nuvola (Nube) y Lupo (Lobo), que consiguieron escapar de la avalancha huyendo al valle ubicado más abajo del establecimiento.

La fiscalía italiana está investigando posibles delitos de negligencia y homicidio en relación con las muertes. En concreto se trata de averiguar por qué la máquina quitanieves que se había solicitado no llegó a tiempo al hotel, que había quedado cubierto por la nieve.

La prensa publicó un e-mail del director del hotel según el cual éste pidió ayuda horas antes de la catástrofe. El Hotel Rigopiano, de cuatro estrellas, fue construido en los años 70 a una altura de 1.200 metros en los Apeninos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)