9 de octubre de 2015 11:31

El accidente de bus en La Troncal se presume fue por falla humana

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 13
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 2
Alexander García

Una "pérdida de atención" del conductor unido a factores como calzada mojada y neblina, serían las posibles causas el accidente de un bus interprovincial a 15 kilómetros de La Troncal (Cañar), con una saldo de 10 muertos y 17 heridos.

Así lo informó el coronel Renán Velasco, jefe de Subzona de Policía Cañar, en un hecho en el que se presume además exceso de velocidad.

El bus de la cooperativa de transportes Express Sucre, disco 56, de placas LAA-1252, cubría el trayecto Cuenca–Guayaquil. El vehículo se volcó en el tramo de la vía Zhud-Cochancay-La Troncal y terminó al fondo de un abismo, a 200 metros de profundidad.

El accidente se produjo en el sector El Amarillal-La Delicia, alrededor de las 16:00 de este miércoles 7 de octubre y activó un operativo de rescate interinstitucional. Las labores se extendieron por más de 20 horas y concluyeron la tarde de este jueves con el retiro de la maltrecha carrocería del autobús.

El rescate de las víctimas se realizó la misma tarde del miércoles y los rescatistas encontraron partes de cuerpos desmembrados. Los fallecidos llegaron a la morgue del Hospital Darío Machuca Palacios de La Troncal.

Entre los muertos están María José Andrade Ortiz, Carlos Efraín Acosta Berdugo, Marco Yaguachi Duche, Luz María Inga Rivas, Milton Hernán Coronel Vásconez, Zoila Luz Encalada Crespo, Julio César Morocho y Rosa Páramo Torres.

Entre los fallecidos se encuentra, además, un menor de cuatro años de edad. La décima víctima mortal corresponde a uno de los pacientes que fueron trasladados a Guayaquil, según la información de la Policía.

En el Hospital Darío Machuca Palacios de La Troncal permanecen internados siete de los heridos, la mayoría con politraumatismos, aunque en estado estable, según informó Gustavo López, director del Hospital.

"Tienen heridas de piel, de tejidos celular subcutáneo, hay una lesión de maxilar superior, hay fracturas de extremidades inferiores...", indicó López. Los dos peores casos fueron remitidos a Guayaquil. Uno de esos pacientes tenía una fractura de cadera y fémur. El otro fractura expuesta en el antebrazo derecho y en el muslo izquierdo.

Inga Rivas, de 48 años, madre de dos menores, una adolescente de 15 y un niño de 12, está entre las víctimas mortales. Ella viajó a Azogues (Cañar) por una diligencia de salud y esperaba regresar el mismo día. El viaje se truncó a solo 15 kilómetros de su destino original: La Troncal, en donde residía.

Los restos de la mujer eran velados por sus familiares la tarde de este jueves 8 de octubre en la Funeraria Fajardo, de La Troncal.

"Tenía previsto llegar a las 17:00. A eso de la media noche llegó sin vida al Hospital Darío Machuca", contó Adriano Peralta, cuñado de la fallecida. "Estaba bastante golpeada, aparentemente cayó del vehículo y este le pasó por encima. Tenía muchas contusiones, el cuerpo está muy maltratado".

La familia pidió establecer responsabilidades y dijo que los representantes de la cooperativa de transporte no se hicieron presentes.

En la reconstrucción del accidente agentes del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (Siat), de la Policía determinaron que el autobús, que bajaba por la montaña, habría invadido el carril contrario en una curva, se volcó sobre el lado izquierdo y se deslizó de lado tumbando una señal direccional antes de caer al abismo. Habitantes de la zona acusaron un supuesto rebasamiento en la curva.

El SIAT constató el ‘buen estado’ de los dos sistemas de frenos y de suspensión por lo que apuntan a una posible ‘falla humana’. El conductor de la unidad de transporte, que fue retirado con vida del lugar, murió camino al hospital.

En el operativo de rescate participaron cerca de 200 efectivos, entre miembros del GIR y GOE de la Policía de Cañar, de La Troncal y de Azogues. Además, se desplegaron unidades de rescate de Bomberos de La Troncal, Naranjal, El Triunfo y Yaguachi, así como ambulancias del Ministerio de Salud de las zonas 5 y 6.

"Es un terreno muy agreste y fue una labor muy sacrificada para todo el personal de emergencias", indicó el teniente Jhonny Peñafiel, miembro del Cuerpo de Bomberos de La Troncal, con las botas y parte del pantalón llenos de lodo, tras el barrido de una pendiente casi vertical. "La falta de personal y de equipamiento hace que en el peor escenario nos encontremos con muchas limitantes", subrayó

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)