30 de marzo de 2017 19:38

En abril se esperan lluvias ligeramente superiores a lo normal

En el recinto El Porvenir  algunas casas perdieron sus techos por las lluvias y los fuertes vientos.

En el recinto El Porvenir algunas casas perdieron sus techos por las lluvias y los fuertes vientos. Foto: Cortesía Municipio de Babahoyo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 16
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 4
Redacción Guayaquil

Lluvias entre moderadas y fuertes, acompañadas de tormentas eléctricas aisladas y ráfagas de viento, especialmente al centro e interior de la Costa. Ese es el pronóstico para abril al que llegó el Comité Nacional para el Estudio Regional del Fenómeno El Niño (Erfen).

El informe fue emitido la tarde de este jueves 30 de marzo del 2017 y señala además condiciones semejantes para las regiones Interandina y Amazónica. Mientras que para Galápagos se anuncian precipitaciones aisladas de ligera intensidad.

“Para el mes de abril, las lluvias van a ser similares y ligeramente superiores a las normales en la mayor parte del país, a excepción de zonas puntuales en las que se prevé precipitaciones por encima de los valores normales, como Santo Domingo, Imbabura, Pichincha, Tungurahua y Azuay”, explicó Humberto Gómez, director del Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar).

Uno de los factores que ha incidido en la intensidad de la actual estación lluviosa es el calentamiento del océano Pacífico, específicamente en la costa sur. Según el reporte del Erfen, la temperatura superficial del mar ha disminuido ligeramente debido a la presencia de afloramientos de agua subsuperficial. En la zona sur también han disminuido paulatinamente conforme a la estacionalidad, pero aún mantiene valores por encima de lo normal.

El informe fue emitido la tarde de este jueves 30 de marzo del 2017 y señala además condiciones semejantes para las regiones Interandina y Amazónica. Mientras que para Galápagos se anuncian precipitaciones aisladas de ligera intensidad.

El informe fue emitido la tarde de este jueves 30 de marzo del 2017 por el Comité Nacional para el Estudio Regional del Fenómeno El Niño (Erfen). Foto: Elena Paucar/EL COMERCIO 


José Olmedo, director del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), añadió que existen otros elementos que influyen en el fuerte temporal, como la influencia de nubosidad proveniente de la Amazonía, desde Brasil y Perú, y las zonas montañosas.

“Coincidimos en que el mes de abril se va a presentar con una mayor recepción de precipitaciones de acuerdo con lo normal (…). Debemos estar preparados a todo nivel, preocuparnos porque vamos a tener una prolongación más de este periodo de lluvias”.

Durante febrero y marzo, las lluvias registradas en cuatro estaciones del Inamhi, ubicadas en la cuenca del río Guayas, sumaron valores superiores al promedio normal (un balance de las precipitaciones de los últimos 30 años). En Guayaquil, Milagro (Guayas), Quevedo (Los Ríos) y La Libertad (Santa Elena) los promedios históricos fueron rebasados.

“En la Libertad hay impactos muy fuertes que no se venían hace 18 años; también en Celica (Loja). Y en la región amazónica es menor a lo normal e igual en la parte norte de la costa. Pero en abril ya se prevé que van a cambiar estas condiciones”, explicó Olmedo.

El último informe de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), también publicado esta tarde, reporta inundaciones en Manta (Manabí), en el sector Nuevo Tarqui, donde 20 viviendas fueron afectadas por las lluvias de la madrugada.

Mientras que en Guayas hay alertas por el desbordamiento de ríos. En el cantón Milagro, el río del mismo nombre incrementó su caudal e ingresó a la zona urbana. El río Chague, en cambio, causó daños en Naranjito.

Los Ríos ya suma 3 533 afectados. La zona rural de Babahoyo, la capital de la provincia, es la más vulnerable. En los últimos días, el desbordamiento de ríos generó alarma en la parroquia Pimocha. También se registraron fuertes vientos en el recinto El Porvenir, donde algunas casas perdieron sus techos.

Desde enero, la estación lluviosa ha generado la muerte de 18 personas y deja 9 098 familias afectadas, 145 viviendas destruidas y 1 272 personas damnificadas. Manabí, El Oro, Los Ríos y Guayas son algunas de las provincias más golpeadas por las fuertes lluvias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (4)