1 de April de 2010 00:00

750 familias, afectadas en Esmeraldas por las lluvias

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Esmeraldas

Marisela Rosero decidió dejar su casa para trasladarse, con sus seis hijos, al albergue que se improvisó en el colegio Juan Montalvo. Allí comparte un salón de clases con otras ocho familias.

No puede contener el llanto cuando recuerda el drama que vivió en la madrugada del martes último.  Ese día, luego de siete horas de lluvia, se desbordó el río Ostiones e inundó a una parte de  la parroquia Montalvo, en el cantón Rioverde. El agua, el lodo y la palizada ingresaron a las casas y destruyeron los muebles, los electrodomésticos y la ropa.

“El agua me daba hasta la cintura y arrimándome a las paredes llegué hasta el dormitorio de mis hijos. Les saqué de dos en dos y a los más grandes les pedí que corrieran hacia la parte más alta”, recuerda Rosero.

En San Gregorio, el barrio donde vive, la creciente afectó las estructuras de 80 casas. Las mismas viviendas se inundaron el pasado 16 de febrero. La diferencia es que ese día un muro de contención y una casa se fueron al piso.

“La única esperanza que tenemos es que pase el invierno. Ya nos acostumbramos a correr cuando baja con fuerza el río”, dice Sonia Gómez, habitante de la parroquia  Montalvo.
Ayer, una brigada del Ministerio de Salud examinó a las personas que permanecen  en el albergue. El médico Silvio Mina informó que los niños tienen infecciones a la piel, gripe y parasitosis.

 La vivienda de Leonis Estupiñán está a punto de desplomarse. Ella tiene 40 años y es propietaria de un comedor y aseguró que no se irá al albergue. “Allá no hay alimentos ni utensilios para preparar la comida. Desde hace años hemos pedido a las autoridades que levanten una pared para evitar que el agua entre a las casas”.

El desbordamiento de los ríos Onzole, Cayapas y Bogotá  también inundó las comunidades  Anchayacu, Chillanví del Agua y Nueva Esperanza, de los cantones Eloy Alfaro y San Lorenzo. Según el jefe provincial de  Bomberos, José Vivero, las  últimas lluvias dejaron  750 familias afectadas en toda la provincia.

En la mañana de ayer volvió a llover en Montalvo y otra preocupación invadió a los vecinos: la fuerza del agua carcomió las bases del puente sobre el río Ostiones. Este es el único paso que comunica a Rioverde con los cantones San Lorenzo y Eloy Alfaro.

La desesperación de Jhonny Chila era evidente. Él sabe que si el puente se va abajo, la parroquia quedaría incomunicada. “Ojalá que no ocurra, porque no podríamos sacar a los mercados lo poco que produce la tierra”.

Los representantes de los organismos de socorro pidieron al director de Educación, Pastor Segura, que no autorice el inicio de clases en el colegio Juan Montalvo y en la escuela Edilfo Bennett. La razón es que en estos establecimientos permanecen 18 familias  damnificadas por la lluvia.

Rosero asegura que no regresará a su casa hasta que pase el invierno. Siente temor.

La evacuación

Esmeraldas es la provincia  más afectada por el invierno, en lo que va de este año. Los aguajes también causaron destrozos, principalmente, en Mompiche, en el cantón Muisne.

La Marina tiene listo  un operativo para evacuar a las familias. Por ahora, la primera opción es llevarlas a las instituciones educativas más cercanas. El próximo lunes se inicias el período escolar en la Costa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)