6 de April de 2010 00:00

75 policías mueren en emboscada maoísta en la India

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Raipur, AFP

Rebeldes maoístas mataron hoy a 75 miembros de las fuerzas de seguridad en una emboscada en la jungla del centro de India, anunció a la AFP el secretario de Estado del Interior, Gopal Pillai, en el más sangriento ataque jamás realizado por estos insurgentes comunistas.

Un precedente balance elevaba el número de víctimas mortales de 60. Además de los 75 muertos hay siete heridos, según Pillai.

Una patrulla de la CRPF (Fuerza Central de la Policía de Reserva, paramilitar) fue atacada de madrugada en la jungla de este Estado y los militares que acudieron en refuerzo se vieron rodeados por centenares de guerrilleros, indicaron fuentes policiales.
Atrapados entre el fuego de las armas automáticas y las explosiones de bombas, los 75 agentes de los cuerpos paramilitares hallaron la muerte.

Los rebeldes hicieron además explotar un vehículo blindado enviado para recuperar a los heridos, según esas fuentes policiales y de un miembro del gobierno local.

En total, “un centenar de miembros de las fuerzas de seguridad fueron enviados a la selva para llevar a cabo operaciones (...)”, dijo anteriormente a la AFP una fuente de las fuerzas de seguridad, sin comunicar un balance de víctimas.

En marzo de 2007, 55 policías murieron en el mismo Estado, tras un ataque atribuido a los maoístas.

A mediados de febrero, los maoístas lanzaron un espectacular ataque contra una destacamento policial en el este de India, provocando 25 muertos. Llegaron a bordo de motocicletas, abrieron fuego e hicieron explotar sus bombas.

Los “terroristas rojos”, como los llaman las autoridades indias, sumarían entre 10 000 y 20 000 efectivos. Aseguran luchar en defensa de los campesinos sin tierra y, según el primer ministro indio, Manmohan Singh, suponen la mayor amenaza para la seguridad del país.

El ministro del Interior, P. Chidambaram, condenó hoy la “salvaje” masacre de los 55 miembros de las fuerzas paramilitares. “Esto demuestra la naturaleza salvaje de los maoístas, la brutalidad de la que son capaces”, afirmó.

Veinte de los 29 Estados indios, especialmente Jarjand y Orissa, enfrentan desde 1967 focos de rebelión maoísta, crecientemente violenta.

Un dirigente maoísta propuso a fines de febrero al gobierno un cese el fuego a condición de que el gobierno suspendiera la ofensiva contra bastiones de la guerrilla.

El ministro del Interior reaccionó entonces con prudencia, reafirmando que los guerrilleros debían ante todo cesar sus ataques y hacer una propuesta formal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)