23 de December de 2009 00:00

53 días de litigio laboral en el Comisariato del Ejército

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

En las noches con lluvia, los ex trabajadores del Comisariato del Ejército tienden plásticos sobre la vereda. Así tratan de evitar que sus cuerpos se mojen mientras duermen.   

La medida no es tan efectiva. Ayer, al amanecer, Jaime Fraissi aún tenía la espalda mojada. Él laboró durante 25 años en el Comisariato, hasta el 31 de octubre. El 1 de noviembre no lo dejaron entrar, como a otros 399 empleados que fueron despedidos.

Empezó un litigio que cumplió 53 días. “No quieren indemnizarnos como se debe, ni tampoco devolvernos nuestras plazas de trabajo”, refirió. “Por eso nos tomamos las instalaciones del Comisariato y bloqueamos las entradas de  las dependencias en Quito”.

En su momento, los directivos del Comisariato dijeron que la empresa entró en una etapa de liquidación y que su administración pasaría a manos de la firma Coosfa S.A., del Holding Dine (también del Ejército).

También que indemnizaría a los ex servidores con la figura de supresión de partidas. Eso implica un pago de USD 1 000 por cada año de servicio para cada trabajador, pero sin sobrepasar un monto total de USD 30 000.

Los obreros no acogen esta propuesta, pues dicen que su salida no fue por supresión de partida, sino por despido intempestivo. “Tienen que darnos USD 1 526 por cada año de servicio”, dijo Martha Huilcapi, otra empleada.

El Ministerio de Defensa intercedió. Un portavoz ofreció buscar una solución “social” y pidió al Ministerio de Relaciones Laborales que intervenga. El 19 de noviembre, los ex trabajadores, Defensa y Relaciones Laborales se reunieron en la Asamblea Nacional. Allí acordaron pagar USD 1 400 por año a cada ex empleado. Se firmó un acta, con el asambleísta Luis Morales (Prian) como testigo.

Los empleados se amparan en ese documento y dicen que mantendrán la protesta. El lunes, el subsecretario de Trabajo, Francisco Vacas, los visitó e insistió en que la indemnización debe ser de USD 1 000, por año de servicio.

“Eso no lo vamos a permitir”, enfatizó Fraissi. “Seguiremos aguantando el frío y la lluvia el tiempo que sea necesario”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)