25 de diciembre de 2015 11:32

El 50% de las reservas para hornear pavos se hace por Internet

Pablo Tello, chef profesional, hornea pavos y lechones desde hace 30 años. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Pablo Tello, chef profesional, hornea pavos y lechones desde hace 30 años. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Puente

El aroma del tomillo, aliño, apio y carne horneada se mezclan con el eucalipto. El olor que se escapa del horno en donde están ocho pavos abre el apetito.

Mientras el fuego hace su trabajo, el chef Pablo Tello condimenta y prepara una docena de aves que serán el platillo principal para fin de año.


Este Diario realizó un recorrido por 50 locales que se dedican a la preparación y horneo de pavos, lechones, perniles y pollos. Cada sitio recibió, en promedio, 150 pedidos para Navidad y esperan un número similar para Año Nuevo. El manejo de redes sociales y la publicidad en Internet aumentaron los ingresos.

Tello horneó cerca de 120 pavos y 30 lechones desde la segunda semana de diciembre hasta la noche del 24. En un local ubicado en las calles Núñez de Bonilla y Pablo Palacio, en el sector de La Gasca, preparó las aves. Untó la salsa especial hecha con hierbas y vegetales.


Mientras realiza la preparación comenta que tiene clientes conocidos. Además, mantiene una página de Facebook en la que recibió pedidos. 
En Quito se conjuga la publicidad tradicional con la ‘online’. En los postes de alumbrado público están pegadas hojas en las que se ofrece el servicio para Navidad y fin de año.

Omar Alvear, dueño del local San Antonio, en la Rodrigo de Chávez y 5 de Junio, utiliza ambas estrategias de publicidad. Tiene grupos en WhatsApp y una página de Facebook en la que informa a sus contactos sobre los costos del servicio.

Pagó cerca de USD 40 en la red social y su publicación llegó a 20 000 personas. En los informes que envía Facebook se señala que una foto en la que se anuncia su servicio fue vista por 5 700 personas. “Valió la pena pagar”, señaló.

Él no ha descuidado la estrategia tradicional: pauta en el periódico y en radios locales. También tiene carteles colocados en puntos estratégicos del sur y en las vías principales.
 De los 200 pavos o lechones que horneó en Navidad, el 40% fue pautado a través de Internet.

Espera que las reservas para fin de año mejoren ya que hay dos condiciones favorables para el sector: el Gobierno pagó el décimo tercer sueldo y los proveedores de pavos entregan el producto con anticipación.

En el norte, hay locales que le apuestan al Internet casi por completo. Susana Viracucha, dueña del local Horno de Leña, pautó en diversos portales. Mercado Libre, Qué barato, Locanto, Evisos son páginas en las que está información de su negocio.

En las publicaciones se detallan los números de teléfono y los servicios que se prestan: preparación del pavo, salsa, medallones, decoración…


La sugerencia de pautar en Internet la realizó su hija Gisella Andrade, ingeniera en Comunicación Visual.

Este mes invirtieron cerca de USD 600 para estar en el primer lugar de las páginas mencionadas. El horneado de un pavo mediano está en los USD 20.

Los pavos o lechones son recogidos en la av. Real Audiencia, pero horneados con leña en Oyacoto, 
Rosario Chuquillo, de la panadería Multipán, en Nayón, pautó hace 20 días en Internet por recomendación de su hija que estudió Tecnología en Marketing.

El costo del horneo es de USD 17,99 y hay costos adicionales por las salsas y el relleno. Esta mujer justificó la inversión que hizo en OLX para tener más clientes. Actualmente, el 50% de sus reservas fue a través de este medio.

En contexto


En Ecuador se producen unas 10 600 toneladas de carne de pavo, el 75% se consume en Quito y Guayaquil. Los negocios de la capital aprovechan Navidad y fin de año para ofrecer sus servicios de preparación y horneado. La publicidad en la Internet va creciendo.

No olvide

El valor del horneado de un pavo está entre USD 15 y 30. El costo por las salsas y relleno es adicional. 
El proceso puede demorar.

Tenga en cuenta que se necesitan dos días para descongelar el pavo.
 En la gastronomía ecuatoriana también se sirven lechón, pernil, cuy, pollo o conejo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)