4 de January de 2010 00:00

Solo 400 de 16 000 empresas que deben más de USD 10 000 pagarán la mora al Seguro Social

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

Un  intenso   dolor de cabeza  y  ardor en la garganta obligaron a que  Matilde Cacuango acuda  a un médico privado.  Ella tiene 40 años y  17 de estar afiliada al IESS.

Hace dos meses,  cuando  se presentaron las molestias quiso ingresar a un dispensario del Seguro Social, pero le dijeron que  no podía porque  su  patrono  no pagaba las obligaciones  desde  2005. 

Para  el afiliado
Si un afiliado  desea    denunciar el retraso en el  pago de aportes de sus patronos puede acercarse  a   las agencias del IESS. Debe llevar la cédula  y el carné  de afiliación (si lo tiene). 
En las ventanillas   recibirá un  formulario donde  debe  poner la queja con datos de la empresa y del empleador (nombre, dirección, teléfono...). Todo es confidencial y gratuito. 
Los patronos que desean información  para pagar la mora pueden acudir  a todas las agencias. En la matriz (Quito)  hay  un módulo especial.  También puede ingresar a  la página  www.iess.gov.ec   
Ella labora en una pequeña fábrica de textiles que tiene  dos  empleados. El otro  trabajador es  Miguel  Pushitagua.  Los dos acudieron hoy al edificio matriz del IESS (norte de Quito), para  ver qué pasaba con sus beneficios.

La quiteña recuerda  que hace un mes conversaron  con   el jefe. Allí  le recomendaron que se acoja a los beneficios que   los  empleadores recibieron para pagar los retrasos.  “Le dijimos que se acoja a esto, que  arregle nuestra situación, pero solo nos decía: ‘ya voy, ya voy’.  Ya nos cansamos y vamos a denunciar”,  señaló  Cacuango. 

Hasta el mediodía de hoy, 70  trabajadores se acercaron  al departamento de  Control  Patronal del IESS. La idea era verificar si sus jefes arreglaron  los retrasos.

Hasta el 31 de diciembre, los patronos  tenían  plazo  para arreglar las deudas. Pero hoy se  conoció  que solo 400  de 16 000 empresas que deben  al IESS   más  de   USD   10 000  llegaron a  acuerdos. 

En unos casos  pagaron todo y en otros se  otorgaron plazos de hasta tres años y no se cobró el recargo del 4%.  “Hemos tenido acogida, pero no como esperábamos”, señaló  el presidente del Consejo  Directivo, Ramiro   González,   en los últimos días de  2009. 

La iniciativa de purga de mora nació  en el denominado Congresillo.  Allí  se  aprobó una reforma a la Ley de Seguridad Social y se establecieron beneficios  en favor de los empresarios.   
Betty Amores lideró este debate como presidenta de la Comisión de lo Laboral y  Seguridad Social. Ahora, la legisladora se lamenta que  no todos  se   hayan acogido  al   beneficio.

Para  los patronos que no pagaron las obligaciones, desde hoy se eliminaron  los beneficios. Técnicos del IESS explicaron que si quieren cubrir las deudas   deberán  cancelar todo lo adeudado, sin el 4% de descuento y sin  plazos.  Caso contrario   se iniciarán los juicios coactivos.

“Es el colmo, no pueden hacernos esto”, señaló Darío Chamba. Él trabajó  ocho  años en una  imprenta.  En ese tiempo, al mes le descontaban  USD 18 para el IESS, pero    se enteró que nunca   estuvo asegurado.  “Yo vine  a ver si  hasta diciembre había arreglado  este problema, pero nada”.

A Matilde Cacuango también  le descuentan  USD  18  para el Seguro, pero hay  un  retraso de cinco años.  “Por favor solo pido que  me arreglen y me den lo mío...”. 

El ex  representante de los empresarios   ante el  Consejo Directivo  del IESS,  Manuel  Vivanco,   indicó   que hay un vacío legal que impide a los patronos, por ejemplo,   pagar    con bienes los retrasos. 

 “Eso no se estipula en ninguna parte de las normas, pero debería haber. Esto mejoraría la recaudación en favor del afiliado”, dijo.

Teresa Factos fue una de las   empleadoras que hoy llegó para  buscar   solución  a la deuda     desde 2008.  “Yo tenía afiliado a mi hijito que usaba un carro. Luego   se fue, pero  no puse el aviso  de salida y  dice que debo USD 700”. 

El presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio, Blasco Peñaherrera,  sostuvo   que la mayoría de    morosos es patrono con uno o dos trabajadores  y hasta    amas de casa.   Según el empresario,  el año pasado accedieron a la lista  de morosos que elaboró  el IESS y  allí “se estableció   que  solo 140 de  sus   2 000 socios, en Quito,   tienen  mora”. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)