17 de June de 2009 00:00

6 314 maestros quieren jubilarse este año

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Ambato

Siete niños sostienen un mapa de madera de Ecuador en una de las aulas de la Escuela México, en Ambato. Allí, Julio Sarabia, docente del séptimo año de educación básica, enseña a más de 30 niños las capitales de provincias.

En coro, los niños dicen que la capital de Tungurahua es Ambato, de Chimborazo, Riobamba... Sarabia tiene  66 años y es profesor desde hace 48. Se siente cansado. “Creo que es tiempo de empezar a disfrutar lo trabajado. He dedicado más de cuatro décadas a educar niños. Por eso inicié el trámite de jubilación voluntaria”.

Sarabia es parte de los 6 314 maestros que se inscribieron hasta el lunes para acogerse al plan de jubilación voluntaria. Él llenó el formulario de solicitud, anexó sus documentos y el certificado del escalafón que ocupa en el Magisterio. La carpeta la presentó en las oficinas del Fondo de Cesantía del Magisterio, en Ambato.

La coordinadora provincial de esta entidad, Rocío Acosta, dice que el número de maestros que se inscribieron este año aumentó en relación a 2008. Ese año enviaron la solicitud 3 202 docentes pero el Ministerio aprobó 1 649 peticiones. En 2008 se pagaron USD 26,5 millones en jubilaciones. Según estadísticas del Fondo, 10 000 maestros tienen que jubilarse paulatinamente.

Cada año el Ministerio crea 2 500 partidas para reemplazar a los maestros que se retiran. El lunes se cerró el proceso de inscripciones para la jubilación voluntaria en el país. En las oficinas del Fondo se colocaron carteles con información de los requisitos y los procedimientos. Allí se indica que los maestros de mayor edad, con más años de servicios y algún tipo de discapacidad o enfermedad tendrán prioridad.

También docentes que tengan 80 años de edad y más de 40 de servicio. Aunque no está en ese rango, Judith Vásconez, otra maestra de  básica de la Escuela México se inscribió en el proceso.

A sus 61 años, ella aplica por segundo año a su jubilación. Mientras  sus 32 alumnos de segundo de básica miran un video de dibujos animados en la TV, dice que espera que el Ministerio apruebe su pedido. “Algunos alumnos míos de hace años tienen sus hijos aquí. Es una labor linda la del maestro.

Pero luego de 35 años creo que hay pensar en dejar esto”. Para este año, el Ministerio ofrece pagar USD 20 000 a quienes tengan 80 años  y más de 40 de servicio. En el 2010, la cifra tope será de USD 16 000.

Juan José Castelló, presidente del Fondo de Cesantía, indica que el viernes 12 se reunió con 1 000 maestros en Guayaquil. Allí la mayoría expresó su voluntad de jubilarse por el proceso de evaluaciones que inició el Ministerio. “Hay un profundo resentimiento e indignación de los profesores por el trato que han recibido (del Gobierno) tanto el magisterio como la UNE. Consecuentemente ellos prefieren salir”.

Según Castelló, los maestros que empiezan el trámite tienen que renunciar al Magisterio  para acogerse a la jubilación. Esto establece el  Decreto 1127, que reformó el reglamento de la Ley de Carrera Docente y Escalafón.

En 2005, apenas 182 docentes fiscales se interesaron en jubilarse. Pero con el incentivo de USD 16 000, la cifra en 2006 llegó a 1 324. Y para 2007 el número subió a 2 045 maestros.

Lauro Guerra, vicerrector del Colegio Bolívar, uno de los más grandes de Ambato, cree que el incentivo también lo motivó a dejar su sillón. Él se graduó como profesor de literatura  en la U. Central y luego impartió cátedra en el colegio. “Es hora de dar paso a las nuevas generaciones. Los maestros jóvenes deben ocupar nuestros espacios. Me voy porque creo que he cumplido”.

El profesor se despidió de sus estudiantes que salen a vacaciones en estos días. En cambio, Sarabia planifica resolver ejercicios de matemáticas, lectura y otras tareas. Solo espera que el Ministerio apruebe su jubilación.

Según el cronograma, desde el 24 de junio hasta el 8 de julio se realizará una verificación de datos de los maestros registrados. El 9 de julio se presentará el listado de maestros seleccionados. Entre el lunes 20 y 24 de julio los maestros deberán presentar su renuncia.

Los docentes que entren en el proceso tendrán dos meses de licencia con sueldo. Entre agosto y septiembre deberán hacer los trámites de jubilación en el Instituto de Seguridad Social (IESS).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)