3 de May de 2011 00:00

28 inspectores de Trabajo a cargo de operativos en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Ministerio de Relaciones Laborales comenzó ayer los controles en las empresas para verificar el cumplimiento de los derechos laborales, pero los resultados de infracciones se conocerán una vez que hayan concluido los debidos procesos.

“Si luego de verificar la información los inspectores encuentran alguna falta, procederán a notificar a la empresa, la cual tendrá cinco días hábiles para presentar documentación. Posteriormente se convocará a una audiencia, un proceso que toma alrededor de tres semanas. Conforme vayamos obteniendo datos los iremos haciendo públicos”, señaló la subsecretaria de Trabajo, Gabriela Alarcón.

La funcionaria estuvo presente en un recorrido realizado ayer por las empresas de Quito. Las visitas empezaron a las 14:30, una hora más tarde de lo previsto por las autoridades del Ministerio.

En la capital se llevaron a cabo controles en cerca de 30 empresas, entre ellas Familia, Buestán, Tramaco Express y Maxipan.

En esta última, que cuenta con una nómina de 100 trabajadores, la inspección estuvo a cargo del ministro de Relaciones Laborales, Richard Espinosa, quien señaló que aparentemente todo se encontraba en perfectas condiciones. “Hemos hablado con un representante quien mostró total apertura en este proceso. También revisamos que las instalaciones se encuentren en buenas condiciones y hablamos con los trabajadores”.

Los representantes del Ministerio preguntaron a los trabajadores la edad, el nombre, el número de cédula, si está afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), el tipo de contrato, si ganan horas extraordinarias y suplementarias, etc.

Mientras se completaba ese cuestionario, dos inspectores se quedaron dentro de la com-pañía Maxipan, revisando la información, proceso que les tomaría entre dos y cuatro horas, aproximadamente.

En los operativos de ayer participaron 28 inspectores.

La presencia de las autoridades laborales en las empresas privadas generó cierta tensión en el ambiente. Ninguno de los trabajadores quería dar declaraciones, aduciendo que se encontraban ocupados. Solo al final del proceso, Patricio Vargas, gerente de Logística de Maxipan, señaló que los controles le parecen positivos y que la empresa cumple con las normativas establecidas dentro de la Ley, como pago de utilidades, afiliaciones al Seguro Social y contratación a personas con discapacidad (cuatro en la nómina).

Posteriormente se inició el proceso en las demás compañías, en las que se repitió la misma fórmula. Hoy continuarán los controles que, según el ministro Espinosa, se realizarán en algunos medios de comunicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)