21 de January de 2010 00:00

258 profesores rindieron las pruebas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

El Colegio Central Técnico, que funciona en el norte de Quito, fue el escenario donde los docentes de Pichincha rindieron las pruebas de méritos y oposición para la designación de autoridades de los planteles.

Eso ocurrió el fin de semana no solo en la capital sino también en otras provincias. El concurso lo organizó el Ministerio de Educación. En 10 aulas del Central Técnico se concentraron 258 de los 302 maestros declarados idóneos para los cargos de rectores y vicerrectores de colegio, directores y subdirectores de escuelas; e inspector y subinspector.

Por más de tres horas rindieron los exámenes de comprensión lectora y conocimientos específicos. Tras la primera hora de la prueba, el ¿cómo te fue? prevaleció en la conversación de  educadoras como Miriam Taco  y Sonia Arroyo. Ellas son compañeras en el Colegio Espejo y concursan por dirigir el vicerrectorado.

“No importa quién sea la ganadora, lo importante es que participamos”, dijo Arroyo, para quien el proceso fue transparente. Ella dedicó una hora diaria de estudio.

“Ya era hora que todos tengamos una oportunidad por igual”, agregó Taco. La docente participó por primera vez por un cargo directivo; en cambio para Arroyo es la segunda vez, fue vicerrectora del Colegio Sudamericano.

Similar opinión tuvo Luis Manuel Ante, profesor de preprimaria de la Escuela Antonio Elizalde, de la comunidad de Pazamilla de Pichincha. Con 12 años en el Magisterio, es uno de los cinco maestros interculturales bilingües que están en el concurso, en el país son 26. “El deseo de trabajar por mis alumnos y de cambiar la irresponsabilidad de ciertos directivos que pasaron años en sus cargos, estoy aquí. Yo me preparo  día a día con mis alumnos”.

Después de 27 años como maestro del nivel secundario, Hugo López concursó  por primera vez para vicerrector del colegio de Conocoto. “Para aportar con mis conocimientos a la institución y velar por los estudiantes, ahora creo que sí hay las posibilidades de llegar…”. López consideró que faltó más orientación sobre los temas de las  pruebas.

Jorge Espinoza es rector del Colegio Patrimonio de la Humanidad, entró al concurso porque ninguno de los maestros del plantel lo hizo. “La responsabilidad con los alumnos me hace estar aquí, si mis conocimientos me lo permiten dirigiré nuevamente el colegio”. Espinoza ejerce la docencia por 25 años, 10 de ellos ha sido rector en algunos planteles como el   Silvio Aro de Imbabura.

En la mañana del pasado domingo, los nervios de los maestros por rendir las pruebas eran evidentes,  pero en general se mostraron satisfechos por el proceso, “si no somos favorecidos será porque nos falta capacitación, pero no porque los puestos son a dedo como sucedía”, agregó  Arroyo. Ahora  esperan los resultados que el Ministerio anunciará para la primera semana de febrero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)