30 de November de 2014 23:19

20 millones para cuidar el patrimonio

El Monasterio de El Carmen de la Asunción, ubicado junto a la plaza de Las Flores (centro), es una de las estructuras patrimoniales más emblemáticas. Fue construido desde 1730. Foto: Xavier Caivinagua/EL COMERCIO

El Monasterio de El Carmen de la Asunción, ubicado junto a la plaza de Las Flores (centro), es una de las estructuras patrimoniales más emblemáticas. Fue construido desde 1730. Foto: Xavier Caivinagua/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3

Lineida Castillo.  Redactora (I) lcastillo@elcomercio.com

La capital azuaya cumple hoy 15 años como Patrimonio de la Humanidad. Esta distinción le entregó la Unesco por su traza urbana damera (como ajedrez) que conserva desde su fundación, por su arquitectura, paisaje, la rica tradición oral…

La nominación trajo beneficios para Cuenca. Hay más preocupación de las entidades públicas por conservar los bienes de valor patrimonial; se crearon ordenanzas que protegen el patrimonio y se incrementó el turismo internacional.

En promedio, el Municipio y el Estado invierten USD 20 millones anuales en proyectos de recuperación de inmuebles, sitios emblemáticos, parques, calles, plazoletas, etc.
El expediente presentado en 1999 por el Municipio al organismo internacional incluyó las 342 hectáreas del Centro Histórico. De los 8 056 inmuebles inventariados, 2 117 son de valor patrimonial y 10 fueron considerados palacetes (especie de palacios pequeños).

En el último grupo están la Catedral de la Inmaculada Concepción y la Catedral antigua, el ex Seminario San Luis, los monasterios del Carmen y de Las Conceptas, la iglesia de Santo Domingo, la Curia, la Alcaldía, el colegio Benigno Malo y la Corte de Justicia.

Todos han sido intervenidos, ya sea en la recuperación de sus pinturas murales, restauración de espacios deteriorados o reconstrucciones. Por ejemplo, en agosto del 2012 un incendio consumió unos 2 500 metros cuadrados del Seminario San Luis, que data del siglo XVIII, ubicado junto a la Catedral.

Para su intervención, la Curia, el Municipio y el Gobierno invirtieron recursos económicos. Las céntricas iglesias de Santo Domingo y Todos Santos también soportaron flagelos y fueron recuperadas con el apoyo mancomunado.

Pero también hay deudas pendientes. Una de ellas es la intervención de la Catedral de la Inmaculada Concepción -de estilo romántico y gótico- ícono de la identidad cuencana.

En 1882 inició su construcción y al interior se destacan el altar de pan de oro y los coloridos vitrales. Pero este templo registra fisuras en las tres cúpulas centrales, en el rosetón y las naves. Con las lluvias, el agua se filtra y se humedecen las paredes y columnas internas.

Esto pone en riesgo este patrimonio, dijo monseñor Luis Cabrera, arzobispo de Cuenca. En el 2003, se impermeabilizaron las cúpulas que dan al altar para frenar su deterioro.

Pero según los estudios técnicos, USD 870 000 se necesitan para los arreglos y la Curia no tiene ese dinero. Por eso, en abril pasado monseñor Cabrera lanzó la campaña Un dólar por la Catedral para que los fieles hagan sus aportes.

Hasta finales de octubre se recaudaron USD 162 000. El Ministerio de Cultura y Patrimonio y el Municipio también han comprometido recursos.

Esta Catedral y otros cuatro bienes palacetes son parte de las siete maravillas identificadas en Cuenca y que desde hoy se venderán al mundo a través de las estampillas de Correos del Ecuador. Los otros espacios son el Barranco del Tomebamba y el inmueble del Cidap.

Fernando Paredes, director de la Fundación Municipal de Turismo, precisó que esta urbe tiene múltiples maravillas, pero que las escogidas son íconos y reúnen historia, arquitectura… Las estampillas se presentarán hoy durante una sesión solemne conmemorativa.

Otros resultados de la nominación son: la implementación de políticas de preservación del Centro Histórico, la creación de normas que sancionan el derrocamiento de inmuebles inventariados y la ampliación de zonas de cuidado especial, como lo recomendó la Unesco en 1999. En el último grupo se incluyó al El Ejido, la avenida Loja y Las Herrerías.

Para esto, en el 2010 se elaboró un nuevo inventario que incluyó 1 000 casas más de valor arquitectónico y que deben someterse a un cuidado especial.

Pese a esto, en los últimos cinco años, 15 de esos inmuebles fueron derrocados y a sus propietarios les abrieron procesos legales. La normativa fija una multa del 125 % del salario básico por metro cuadrado de edificación destruida.

La concejala Monserrat Tello, presidenta de la Comisión de Áreas Históricas del Municipio, destaca que la distinción también atrajo las inversiones privadas. Casonas patrimoniales fueron restauradas y han permitido abrir hoteles, restaurantes… Hace 15 años, Cuenca tenía menos de 100 centros de hospedaje y ahora el doble.

Por ese crecimiento, las universidades abrieron carreras relacionadas con el turismo, gastronomía, hospitalidad...

Paredes y Tello coinciden que la llegada de más de 6 500 jubilados extranjeros a radicarse en esta ciudad también se lo deben a la designación. El año anterior, 220 000 extranjeros visitaron Cuenca, según datos del Ministerio de Turismo. “Cuenca está en el mapa turístico mundial”, dice Paredes.

Lo que falta

El Plan Especial de Manejo del Centro Histórico está más de tres años en manos de la Comisión del Centro Histórico del Concejo Cantonal y todavía no se aprueba.

La importanciade este plan radica en el modelo de gestión y las políticas del uso de los espacios públicos y privados, para que el Centro Histórico se vuelva habitable.

El Centro Histórico tampoco tiene un plan de movilidad. La Unesco recomendó que se incluya el tranvía, un sistema de transporte que operará a partir del 2016.

Se plantean programas de financiamiento para los dueños de inmuebles de valor patrimonial, para que inviertan en reconstrucciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)