12 de December de 2009 00:00

20 000 interesados en Mi primera casa no califican

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Reds..  Negocios y Guayaquil
negocios@elcomercio.com

El Régimen dispuso repatriar  USD  600 millones de la reserva del país para reactivar la  construcción, pero ese objetivo se ha convertido en una carrera con obstáculos.    
    


Los cambios en el BCE
Ayer, el ministro Borja  explicó que solo se aceptaron tres renuncias, la de la Gerente, Subgerente y del  Asesor Jurídico.
El resto de directores  de áreas, dijo, dimitieron de sus funciones y   regresaron a sus   cargos anteriores.   
En cuanto a la  reestructuración del banco, Borja agregó que  no necesariamente puede traducirse en reducción de personal. “ Puede  aumentar, pero si hay gente que boicotea, que no quiere sumarse tendrá que irse”.

Por un lado, la oferta  habitacional  es insuficiente y, por otro, los interesados en comprar vivienda no  cumplen con  todos los requisitos para acceder al crédito y al bono de USD 5 000 del Gobierno.

El ministro de la Política Económica, Diego Borja, reconoció que la entrega del dinero a los bancos del Pacífico y Ecuatoriano de la Vivienda  (BEV) se hará según su capacidad de desembolso.

Al Pacífico se le transferirá progresivamente en ocho tramos de USD 25 millones cada uno para que otorgue hipotecarios. Al BEV, en cambio, se le dará cuatro desembolsos de USD 50 millones cada uno  para que financie a los constructores.
 
Hasta ayer retornaron USD 450 millones de los USD 864 millones que se prevén traer del exterior, para invertirse a través de la banca pública.

Andrés Baquerizo, presidente del Banco del Pacífico, contó que en menos de un mes se atendieron más de 20 000 solicitudes.
 
Pero el problema es que  todos requirieron de una charla informativa para que tuvieran una  idea clara de los requisitos que deben cumplir, pues no es  cuestión de acudir y esperar el desembolso.

“Hay que hacer un análisis de los clientes,  como su capacidad de pago, cuál es el valor del financiamiento y si el proyecto habitacional está  aprobado por el Ministerio de la Vivienda”.

Según Baquerizo, el bono y el crédito van juntos, por lo que se deben buscar proyectos calificados por esta Cartera de Estado. “Lastimosamente no hay oferta y los procesos hipotecarios son lentos. Eso tomará más tiempo”.

2 555 millones
 es la parte de la reserva que se  repatriará  hasta el primer trimestre de 2010.

Esta opinión es compartida por Ramiro González, presidente del Consejo Directivo del Seguro Social, quien sostuvo que la falta de proyectos es un problema fuerte,  ya que no hay dónde invertir más de  1 000 millones. “Ya firmamos un convenio con los constructores para financiar proyectos inmobiliarios en USD 200 millones”.

José Centeno, presidente de la Cámara de la Construcción de Guayaquil, cree que los proyectos existen,  pero va a tomar tiempo,   pues se debe presentarlos acordes con  lo que el Gobierno y las entidades financieras públicas  exigen.

Eduardo Castro, de Eco Arquitectos, es más explícito en decir que en su caso la medida del Gobierno le tomó  preparado,  ya que actualmente  cuenta con oferta de vivienda  desde  USD 11 000.
 
Pero su caso no es el de todos, ya que, por ejemplo, solo el trámite de aprobación de planos, que incluye la declaración de propiedad horizontal,   toma año y medio.   Y si no se cumple con esto, los constructores no estarían listos para acceder al  crédito del BEV.

Mario Burbano de Lara, presidente de la Mutualista Pichincha, añadió que la oferta de vivienda de menos de USD 20 000 aún es pequeña. “La mayor parte de las viviendas que se construyen en el  país son para  clase media”.

Reconoció, además, que actualmente  no existe en el país un inventario que pueda cubrir toda la demanda. “Producir vivienda para estos rangos toma tiempo, hay que preparar suelo urbano, infraestructura, hay que construir. En el mejor de los casos los procesos que se arranquen ahora  durarán  de 12 a 18 meses antes de que tengamos las primeras viviendas”.  A esto se suma que en crisis la demanda de créditos baja. Patricio Almeida, analista, cree que hay que gente que tiene miedo a endeudarse en crisis. 
 
Por otra parte, para desarrollar el aparato productivo,  la CFN y el BNF vienen  aprobando solicitudes de crédito, que serán cubiertas con los recursos de la reserva.

Roberto Barriga, gerente (e) del BNF, señaló que hasta fin de año se prevé colocar 100 millones. En tanto,  el gerente de la CFN, Jorge Wated, señaló que para este año ya se  comprometieron USD 200 millones que recibió  del IESS y los 200 de la reserva serán para refinanciar créditos.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)