4 de January de 2010 00:00

17 destacamentos de vigilancia policial serán desplegados en la frontera norte

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

El plan de fortalecimiento de la frontera norte poco a poco se va consolidando. La Policía entregó tres destacamentos en las provincias de Sucumbíos y Esmeraldas, en los sectores de La Bonita, en la primera; Limones y La Tola, en la segunda. Y se tiene previsto construir 14 puestos de vigilancia más en la zona limítrofe con Colombia.



Los destacamentos
La construcción  de los destacamentos  fronterizos tuvoproblemas. La falta de vías para transportar los materiales demoró la edificación.
Gran parte del material  de construcción: arena, piedras, cemento… fue llevada por helicóptero, lo que aumentó los costos de las construcciones.
La Policía espera  que con la reanudación de las relaciones diplomáticas  entre Ecuador y Colombia se mejore el intercambio de información y el control en la zona fronteriza.
William Barba,  ex gobernador, noestá de acuerdo con un  estado de excepción, porque  restringe  a la ciudadanía derechos constitucionales. Su objetivo es controlar la inseguridad interna de las localidades fronterizas, en donde la presencia del Estado es casi nula. Según el viceministro de Gobierno, Franco Sánchez, los policías se encargarán de controlar el orden interno, la migración, la trata de personas…

Para ello, se trabajará además, con Plan Ecuador, a cargo del Ministerio de Seguridad Interna y Externa, y con los ministerios de Salud y de Educación para dotar de los servicios  básicos a la población de la zona.

La base de datos del registro ampliado de los extranjeros colombianos en Ecuador será compartida con los policías para el control de la seguridad fronteriza y la migración. Es decir, que los uniformados podrán saber quiénes son las personas que llegaron desde Colombia, el tiempo de permanencia en Ecuador y si tienen pasado judicial o no.

Se preveía  que los destacamentos sean entregados en 2009, pero ha habido retrasos porque no estaban legalizados los terrenos en donde iban a ser construidos. “Los municipios nos facilitaron los terrenos pero no tenían libertad de construcción. Ese proceso nos ha tomado como ocho meses”, dijo Sánchez.

Al momento falta inscribir un terreno y otro está en el Registro de la Propiedad. Se prevé que para mayo próximo ya se haya terminado la construcción de los 14 puestos de control que faltan.

Los destacamentos estarán ubicados a lo largo de la frontera en Sucumbíos, Esmeraldas y Carchi. Esto forma parte del reforzamiento que plantearon los ministerios del área de seguridad, en noviembre del año pasado.

En este plan se acordó unificar, bajo el control de las Fuerzas Armadas a los militares y a los policías. De esta forma se crearon las Fuerzas de Tarea, distribuidas en todo el país. “Donde ellos (militares) no se encuentren, ahí estaremos nosotros”, sostuvo el Viceministro.

No obstante, los policías no se encargarán del control de la soberanía ni del paso de Grupos Irregulares Armados de Colombia (GIAC). “Los policías de los destacamentos serán similares a los de Policía Comunitaria, es decir, serán más cercanos a la población”, ratificó Sánchez.

Sin embargo, por las características de los lugares donde operarán tendrán un entrenamiento diferente, porque serán policías fronterizos. Ellos recibirán capacitación en migración, en antinarcóticos, en combate a la trata de personas y del contrabando.

Los temas delicados seguirán a cargo de las unidades especiales, como el Grupo de Intervención y Rescate (GIR), el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y los grupos de Inteligencia policial. Ellos serán los encargados de realizar los operativos de control y de retener a grupos ilegales que operan en las zonas fronterizas, como los paramilitares Águilas Negras y los Rastrojos.

En cada destacamento estarán entre 20 y 30 policías bajo el control de un oficial. “Estamos seguros que esto reducirá el índice de inseguridad. Porque en Esmeraldas tenemos dos destacamentos y más de 500 policías y los índices de delincuencia han disminuido de 32 muertos por cada 50 habitantes que habían, a menos de los que se registran en Quito y Guayaquil”, explicó Sánchez.

La Policía anunció que el próximo año se duplicarán los operativos y que se realizarán mayores controles conjuntos con las Fuerzas Armadas, especialmente por temas antinarcóticos.
Pablo Aguirre, jefe de la Policía Antinarcóticos de Tulcán, señaló que el tráfico de drogas se ha diversificado y que ahora hay nuevas formas de camuflar los estupefacientes, por lo cual los controles se han diversificado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)