9 de April de 2010 00:00

150 hectáreas están perdidas en Bolívar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción  Sierra Centro

La hectárea de maíz,  que sembró hace cuatro meses, Olga Fierro, está destruida. Las intensas lluvias  afectaron la plantación que se encuentra en la comunidad La Liria, de la parroquia San Simón, a 25 minutos del centro de Guaranda, en la provincia de Bolívar.En esta zona, los cultivos de maíz de otras 10 familias también están destrozados. “Los aguaceros caen desde el lunes. Se escuchan relámpagos.  Estoy asustada”, dijo  sollozando la campesina Fierro.Su esposo,  Efraín Fierro,   contó que invirtió USD 1 000 en la compra de semilla, abono y en el pago de los trabajadores  que labraron la tierra.  “Todo se perdió. Este invierno está tremendo. Nos quedamos con las manos cruzadas por las lluvias”.En la mañana de ayer, los técnicos de la Secretaría Técnica de Gestión de Riegos de Bolívar recorrieron las comunidades La Liria, Shacundo, Capito, Alalac y  El Salado. Todas pertenecen a la parroquia San Simón. Javier González, coordinador de esta secretaría, informó que en estos lugares hay 150 hectáreas de maíz destruidas por el invierno. Estos terrenos pertenecen a 250 familias. Además, las  lluvias provocaron que colapse una parte del techo del subcentro de salud de San Simón. Allí  hay dos casas que se inundaron  porque el alcantarillado se taponó.La Secretaría enviará hoy el informe de los daños al Comité de Operaciones de Emergencia de Bolívar. La agricultora Gloria Albán, habitante de La Liria,  pidió que el Ministerio de Agricultura entregue créditos para sembrar otra vez. “Tengo ocho hectáreas sembradas de maíz y  todas las plantas están quebradas. Gasté USD 6 400 en la siembra. Invertí todo lo que gané en la cosecha del año pasado”.La enfermera Vilma Sánchez del subcentro de salud,  de la parroquia San Simón, aseguró que el año pasado solicitaron al Ministerio de Salud que cambie el techo. “Si las lluvias siguen,  se caerá toda la cubierta. Además el sistema del alcantarillado no funciona.  Las conexiones eléctricas están vetustas”.Las precipitaciones también ocasionaron deslaves en la carretera Chazo Juan-Camarón, que se  encuentra en el cantón Echeandía. El Consejo Provincial enviará maquinaria. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)