17 de March de 2010 00:00

El 12,5% de domésticas está afiliado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Negocios
[email protected]

El ministerio de Relaciones Laborales lanzó ayer el programa Trabajo Doméstico Digno, destinado a incentivar y controlar que los empleadores afilien a las personas que ofrecen este servicio.

La primera fase del programa, que arrancará este viernes y que durará dos meses, consiste en la colocación de 148  carpas  en Quito, Guayaquil, Cuenca y Ambato. Ahí, tanto   empleadores y empleados podrán  solicitar información sobre los deberes y obligaciones de las dos partes.
 
30 de estos puntos, 10 en Quito, 10 en Guayaquil,  cinco en Cuenca y cinco Ambato, servirán como  centros de afiliación al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). El objetivo del Gobierno es incrementar el número de  afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. “El 12,5%  de 173 000 actualmente son pensionistas”, manifestó el principal de la cartera de Relaciones Laborales, Richard Espinosa.

Sin embargo, Alexandra Jane, directora de Servicio del Asegurado del IESS, señaló que en la entidad están registrados actualmente entre 12 000 y 15 000 personas del servicio  doméstico.
   
Para mediados de mayo se tiene previsto comenzar  la segunda fase del programa, destinada a controlar que las domésticas del país se encuentren afiliadas.

En esta fase se  insta a las trabajadoras de servicio para que denuncien a los empleadores que no las afilien, tanto en las inspectorías como en cualquiera de los 148 puntos de información.

El programa determina que se harán controles de campo por parte de inspectores laborales, sin embargo, no se explicó cuántos y cómo lo harán, sin contar que no existen funcionarios destinados estrictamente para esta función.
 
Olga Méndez, presidenta de la  Asociación de Servidoras Domésticas Aurora de la Libertad, cree que “ nos van a afiliar a todas. Pero en lo que hay que pensar es en reducir los despidos”.
    
Afirmó que el aumento al  salario básico doméstico, de USD 200  a  240 ocasionó el despido de 420 personas desde enero hasta la fecha.  Maximina Salazar, de la Asociación Nacional de Trabajadoras del Hogar, concuerda con Méndez sobre los despidos. “Temo  que puedan aumentar  aún más de hacerse controles  rigurosos sobre la afiliación”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)