12 de agosto de 2014 00:05

117 agrupaciones construyen la política regional

Una concentración de Vive, el movimiento provincial de Antonio Ricaurte. Su base: los comités familiares en el sur. Foto: Archivo/EL COMERCIO.

Una concentración de Vive, el movimiento provincial de Antonio Ricaurte. Su base: los comités familiares en el sur. Foto: Archivo/EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 0
Redacciones Quito, Guayaquil, Cuenca y Loja 

Los movimientos políticos regionales, cantonales y parroquiales están muy activos y en las elecciones del 23-F demostraron su vigencia al ganar cargos de importancia.

Según el Consejo Nacional Electoral (CNE), a julio del 2014, 45 movimientos provinciales, 64 cantonales y ocho parroquiales constan en el registro electoral.

Algunos -como Vive, el único de Pichincha, liderado por el concejal Antonio Ricaurte-, trabajan para ser nacional.

Vive se alió con SUMA, del actual alcalde Mauricio Rodas, para ganar las elecciones.

Sin embargo, en Cuenca el Movimiento Participa Democracia Radical, creado hace dos años, retuvo la Prefectura azuaya, con Paúl Carrasco, y ganó la Viceprefectura con Cecilia Alvarado, de Ruptura, otro movimiento aliado. También se llevó, en alianza, las alcaldías de Sevilla de Oro, Santa Isabel, Sígsig, Ponce Enríquez y Cuenca. Triunfó en 29 de las 61 juntas parroquiales y 22 concejalías. Todo en alianza.

Participa se alió con Igualdad para llevar a la Alcaldía de la capital azuaya a Marcelo Cabrera.

Según su presidente, Geovanny Palacios, en los 15 cantones azuayos tienen más de 15 000 adherentes activos. Son miembros de organismos sociales, de maestros, artesanos, sistemas de riegos, barrios, comunidades… El movimiento busca el desarrollo ecoproductivo mediante la creación de distritos mineros en Ponce Enríquez, Gualaceo (calzado) y Chordeleg (joyería). Y asfaltar más vías con la compañía Asfaltar de la propia Prefectura.

Vive, una red en Quito.
Entre otros factores, el aporte de Vive fue importante en el triunfo de Mauricio Rodas.

Según Antonio Ricaurte, el movimiento nació hace 10 años, en San Blas, cuando cursaba Derecho en la Universidad SEK. Ricaurte muestra estas cifras: para la última recolección de firmas hubo 145 000, “una suma muy grande solo para la ciudad de Quito y la provincia de Pichincha”.

Ricaurte dijo que tienen 10 000 militantes activos en todo el Distrito, ocho coordinaciones zonales, 65 comités parroquiales, en todas las parroquias urbanas y rurales de Quito, y 2 500 comités familiares. “Existe fuerza en todo el Distrito, principalmente en el sur de la ciudad, en donde la organización y militancia es más sólida en Chillogallo, Solanda, San Juan, San Roque, las Argelias, Cotocollao, Roldós, Lucha de los pobres y Guamaní”.

Calificó de buena la relación con SUMA. “Construimos esta alianza con nuestras propuestas de ciudad, planteadas en mi campaña para la Alcaldía, con una visión progresista de centro-izquierda”.

Hay -dijo- una relación de sinceridad y jamás de sumisión, pensamos, sentimos y disentimos con claridad y sinceridad”. Asimismo, explicó que la relación con el Gobierno es cordial, “para tener una mejor ciudad se requiere de un trabajo conjunto, Gobierno, Consejo Provincial y Municipio”.

A los primeros avances de la administración municipal, Ricaurte los definió de importantes -como la rebaja de las multas en la zona azul y pico y placa así como la declaratoria de emergencia del sistema de transporte-. Otras ofertas: no perseguir a la gente con multas y sanciones excesivas, la solución del tráfico y la inseguridad. Ricaurte concluyó que Vive se solventa con aportes voluntarios de los militantes, actos barriales solidarios y permanentes.

En Pichincha hay otra fuerza cantonal importante. Con el liderazgo de Héctor Jácome, un conocido ingeniero constructor, el movimiento cantonal Rumiñahui en Acción, logró la alcaldía cantonal.

Jácome dio los avances de las obras ofrecidas en campaña: parqueaderos, sector San Jorge, 20%; sector el Aguacate, 30% del proyecto. Vivienda: 25%; monorriel, en negociación. Mercado para informales: 80% del proyecto. Recordó que tuvieron 14 600 firmas de registro en 45 días.

Participa Democracia Radical, de Paúl Carrasco, retuvo la Prefectura azuaya. Marcelo Cabrera, de Igualdad, la Alcaldía. Foto: Archivo/EL COMERCIO.

Participa Democracia Radical, de Paúl Carrasco, retuvo la Prefectura azuaya. Marcelo Cabrera, de Igualdad, la Alcaldía. Foto: Archivo/EL COMERCIO.

Loja, el cuartel de ARE
Acción Regional por la Equidad (ARE), lista 61, es uno de los cuatro movimientos provinciales de Loja.

Con este movimiento, José Bolívar Castillo alcanzó la alcaldía de Loja. Esta es su cuarta administración. En el 2013 fue electo como asambleísta de la provincia de Loja, pero renunció a su cargo para participar en las elecciones para alcalde. ARE nació en el 2005, como una alternativa de equidad regional para los pueblos del sur.

Según Castillo, el objetivo también es consolidarse en un movimiento nacional. Sus puntales ideológicos: la descentralización y la promoción del desarrollo equitativo e integral.

“En la provincia de Loja son 6 200 afiliados”.

Movimientos en Guayas
Guayas suma cuatro movimientos provinciales y 11 cantonales. A Centro Democrático, del prefecto Jimmy Jairala, afín al Gobierno, se suman: Madera de Guerrero, de Jaime Nebot; META, del ex legislador del PSC, Alfonso Harb; y Salud y Trabajo, de Luis Serrano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)