7 de April de 2010 00:00

En 11 días se nacionalizó a una cubana

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Guayaquil

La ciudadana cubana Nuris C. F., de 46 años, arribó a Ecuador el 14 de enero pasado. El vuelo nro. 211 de la compañía aérea Copa la trasladó de La Habana a Quito.

Según la Dirección Nacional de Migración, era su primera visita a este país. Se movilizaba con visa de turista, que le daba una estadía legal de 90 días. Pero cuatro días después formalizó en Guayaquil una supuesta relación conyugal con el ecuatoriano Nelson Fabricio A. R., de 23 años.

120 cubanos
habrían sido naturalizados de forma irregular, según la Secretaría de Transparencia.

Para ello, utilizó documentos públicos y testimonios personales y referenciales, elaborados en las notarías Vigésima Primera y Vigésima Cuarta de esta ciudad, que le permitieron, una semana después, obtener la nacionalidad ecuatoriana por naturalización.

Otros 94 compatriotas de Nuris C. F. emplearon el mismo procedimiento y consiguieron nacionalizarse, en Guayaquil, entre enero y febrero pasados.

Apenas llevaban entre 4 y 388 días en Ecuador. La Secretaría de Transparencia de Gestión denunció el 30 de marzo  en la Fiscalía que los trámites incumplieron los requisitos establecidos en la Constitución y el Código Civil. 

Por esta situación, la fiscal de la Unidad de Delitos Migratorios, Mónica Rivera, investiga la gestión del ex subsecretario de Relaciones Exteriores del Litoral, Juan Xavier Aguiñaga Rivadeneira.

Lo mismo hace a los servicios prestados por los notarios Julio Olvera Espinoza, trigésimo séptimo; y Marcos Díaz Casquete, vigésimo primero, de Guayaquil.

Los detenidos, en libertad
Juan Xavier Aguiñaga, Julio Olvera y Marcos Díaz recuperaron anoche su libertad, horas después de que la jueza María Leonor Jiménez, aceptó los pedidos de libertad que plantearon.
Jiménez consideró que hubo irregularidades en el trámite del proceso, como la actuación ilegal del juez de Flagrancia, Víctor Moncada,  y falta de investigación de supuesto delito por parte de la fiscal Mónica Rivera.
Aguiñaga y Olvera abandonaron el penal  a las 20:25. Marcela Aguiñaga Vallejo, ministra del Ambiente y hermana del ex funcionario, estuvo presente en el reclusorio. La Policía tenía previsto retirar luego la vigilancia policial en la vivienda donde Díaz cumplía su arresto domiciliario. 

Sus nombres y firmas dieron validez jurídica a los documentos, supuestamente con versiones forjadas, que se emplearon para realizar los trámites que consideran irregulares la Secretaría  de Transparencia y la Fiscalía. 

Los tres fueron encausados   por presunta falsedad ideológica, delito contra la fe pública, que el Código Penal  sanciona con reclusión de 9 a 12 años. Contra Aguiñaga, Olvera y Díaz se dictaron órdenes de prisión preventiva, el viernes pasado. Los dos primeros fueron llevados a la Penitenciaría del Litoral. Díaz ha cumplido arresto domiciliario, por su edad (67 años).

Pero la tarde de ayer, la  presidenta    de la Corte Provincial del Guayas, María Leonor Jiménez, revocó esas órdenes de prisión. Las excarcelaciones se concretaron en la noche.

Sin embargo, el proceso penal continúa. Las investigaciones preliminares indican que Nuris C. F. acudió el 18 de enero  a la Notaría Vigésima Primera de Guayaquil y levantó una declaración juramentada.

Allí expuso que residía desde hace cuatro meses en la ciudadela Floresta 1, Mz. 325-B, solar 17, al sur de la ciudad. Indicó también un número telefónico, pero los datos correspondían a otra persona. En la Floresta no conocen a la extranjera, según constató este Diario.

Ese mismo día, el notario vigésimo cuarto, Francisco Ycaza Garcés, certificó una información sumaria con los testimonios de los ecuatorianos Lourdes M. H. y Alberto C. R. Ellos dijeron que la pareja convivía desde hace más de dos años en unión libre.

Pero esas versiones contrastan con las fechas del ingreso de Nuris C. F.  a Ecuador y  de la emisión de su pasaporte: 31 de julio del 2009, en La Habana, Cuba.

Sin embargo, con esos documentos se constituyó la unión de hecho en la Notaría Vigésimo Primera, que dio vida jurídica a la supuesta relación de Nuris C. F. y Nelson  A. R. Ese enlace es un  requisito  para tramitar la ciudadanía ecuatoriana.

El 25 de enero pasado, Aguiñaga Rivadeneira  otorgó a la extranjera (quien llevaba 11 días en el país) la nacionalidad ecuatoriana por naturalización. Así consta en el oficio nro. 210-SRG/D-2010 de la Subsecretaría de Relaciones Exteriores del Litoral, que tiene la rúbrica del ex funcionario. 

Ese mismo día,  el ex funcionario dispuso que el nombre de la ciudadana cubana fuera inscrito en los libros de la Dirección General del Registro Civil y de Registros del Exterior de la Cancillería.

Nuris C. F. salió de Ecuador el 13 de febrero último. El vuelo 828 de la aerolínea Copa la transportó desde Quito hasta La Habana, según los registros de la Dirección Nacional de Migración.

La fiscal Rivera extendió la investigación a los extranjeros beneficiados con la naturalización y a otros notarios que certificaron las falsas estadías en el país y  uniones de hecho inexistentes.

Pidió además que Migración le verificara los movimientos migratorios de los 95 cubanos que obtuvieron la nacionalidad entre enero y febrero pasados.

Ayer, peritos de la Fiscalía revisaron los 9 CPU que fueron incautados en las Notarías 37 y 21 de Guayaquil. Criminalística examinará documentos retenidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)