15 de December de 2009 00:00

100 afiches claman por libertad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción  Cultura
cultura@elcomercio.com

La censura se parece a un  terreno sombrío y seco sembrado  de lenguas cortadas y sangrantes.  También se parece a una boca llena de frenillos, cuyos alambres han sido amarrados para que no se desprendan de  los dientes.
 
La restricción de la libertad de expresión se parece a muchas otras cosas duras y asfixiantes.

La muestra ‘Poster 4 tomorrow. Designers working 4 freedom of expression’ presenta algunas de esas metáforas en el vestíbulo del edificio  Galileo, de la Universidad  San Francisco de Quito.

La creatividad de 100 diseñadores de 67 países de todo el mundo ha creado una muestra  muy ágil y sugestiva, según Hugo Burgos, decano del Colegio de Comunicación y Artes Contemporáneas de la USFQ.

“La historia contemporánea está cargada de imágenes icónicas transmitidas a través de afiches.  Es un instrumento  muy importante de la comunicación masiva”.

La exposición  se hizo  por las organizaciones internacionales 4tomorrow y GoodDesign. Fue una convocatoria abierta hacia los diseñadores de 67 países de todos los continentes.  En Ecuador  la convocatoria se realizó a través de la  firma Grafitat.
 
Esteban Salgado,    miembro de Grafitat,  dice  que es una exposición sin fines de lucro, únicamente promovida con  el propósito  de  reflexionar sobre la libertad de expresión  y los peligros de suprimirla. Recibió 1834 trabajos,  de los cuales fueron escogidos los 100 mejores.

Por Ecuador  participan  dos diseños,  ‘Freedoom’, de Damián Vásquez;  y  ‘Talk/bang’, de  Carlos Logroño y  Juan Durango,  todos de Riobamba.
 
Vásquez  ha realizado un  juego lingüístico en inglés entre free (libre) y doom (condena o muerte) que se enfatiza con las formas de esas letras, en cuyos fondos  aparecen  figuras de policías en medio de actos violentos.

El trabajo de Logroño y Durango también se inscribe en esa lógica de denuncia  cuando contrapone, sobre un fondo  blanco,  las sombras de un altavoz  y de una pistola.  Abajo, en letra muy pequeña, como un susurro  se lee: ‘Talk/bang’ (Habla y bang).
 
El ingenio   y la agilidad, tanto visual  como   conceptual, es una de las  marcas  de esta  colección. 
Nicolás Restrepo, estudiante de  Cine y Video,   la evalúa así: “La imagen  es tan poderosa que  llega como un golpe. Aunque últimamente  esta Universidad se ve muy saturada de propaganda en contra de la Ley de Comunicación, uno aprecia esta excelente propuesta visual”.
 
La exhibición cuenta con el patrocinio de organizaciones internacionales como la  Unesco  y el Consejo de Europa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)