20 de February de 2010 00:00

¿Va porque va?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Carlos Jaramillo Abarca

El Alcalde Metropolitano ha proclamado que “va porque va” la restricción vehicular conocida como “pico y placa”, para aminorar la congestión, que constituye uno de los más graves problemas que afronta Quito. Abril es el nuevo plazo fijado por el Cabildo para el inicio  de este novedoso sistema. 

Varios organismos y, según encuestas realizadas, las dos terceras partes de los  habitantes de la capital consideran que, si bien  no es la panacea, es necesaria la aplicación de esta medida, que se ha  experimentado ya en otras latitudes.

La verdad es que hay que salvar en forma urgente este obstáculo para el desarrollo de la urbe, con mayor razón si crece día a día y soluciones tales como el metro son casi utópicas, por el largo tiempo que requiere su ejecución y por su elevado costo, por lo que habrá que pensar desde ya en la modalidad de concesión o en la obtención de financiamiento en condiciones convenientes.

El Colegio de Arquitectos de Pichincha emitió su criterio técnico sobre el polémico proyecto y señala que es una medida parcial, coyuntural, pero necesaria y que para solucionar el problema de la congestión vehicular se requiere una política integral de movilidad, que apunte a modificar el modelo de ciudad en el que prevalece el automóvil y avanzar a un modelo en el que sea prioritario el peatón; un sistema en el que el transporte público sea de mejor calidad y que desestimule el uso de carros particulares.

Recomienda la reubicación y descentralización de las dependencias del Gobierno central; el manejo centralizado e independiente de la gestión del transporte, para optimizarlo, y la planificación de los nuevos asentamientos, con el fin de evitar excesivos desplazamientos de la población.

Valiosas sugerencias, fruto de un estudio serio, que deben ser tomadas muy en cuenta por el Municipio.

Así mismo, deben analizarse otros planteamientos formulados.

Por ejemplo, que, previo un análisis exhaustivo, se conviertan algunas arterias viales en unidireccionales en las horas críticas; sincronización e instalación de más  semáforos; intensa campaña de educación vial, para obtener la indispensable colaboración de conductores y peatones; construcción de pasos a desnivel y peatonales y estacionamientos  suficientemente amplios y seguros en sitios estratégicos; eliminación de  redondeles; ampliación  de calzadas, mediante la reducción de parterres; pronta construcción de la autopista al nuevo aeropuerto de Tababela; etc.

El Gobierno Nacional tiene la obligación de dar su aporte, ya que Quito recibe con los brazos abiertos y se convierte en hogar de centenares de miles de ecuatorianos procedentes de todos los confines de la Patria, que buscan un mejor futuro, amén de miles de cubanos y de migrantes de otras nacionalidades.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)