7 de April de 2010 00:00

¿…para qué?

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
León Roldós

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Presidente Correa ha expresado que la reubicación de los ministros y altos funcionarios del Gobierno,  con  promociones y cambio de sillas entre los mismos del entorno  del poder de los últimos tres años, es para profundizar lo que él llama la Revolución Ciudadana.Se debe cambiar de un cargo a otro a una persona  si esta puede hacer más eficiente la función que va a ocupar. Pero, cuando se hacen múltiples enroques más, parece que respecto a algunos hay insatisfacción y se lo designa a otro cargo para ver si rinde en el sitio al que se lo asigna. El Presidente ha hablado que va a radicalizar la política en el campo con el enunciado de la reforma agraria. Se confirma al Ministro Espinel.Correa ha expresado su desagrado por la precariedad con la que los hospitales de Guayaquil y la Costa afrontaron las enfermedades que son frecuentes en la etapa invernal, por las lluvias y los mosquitos, niños por horas en los exteriores y corredores de los centros de salud,  insecticidas caducados, vacunas por caducarse y compras  de equipos y bienes cuyo uso y deficiente mantenimiento demostraron las ineficiencias  en que se incurrió. ¿Qué cambios habrá en salud?También ha cuestionado el excesivo gasto militar. En tres años nos hemos llenado de compras, mientras que por falta de mantenimiento hay graves problemas de infraestructura y de equipos que significan riesgos para el personal militar y civil.  Están por verse los cambios  en el mando.En materia de petróleo ha sido  crítico. Admite el fracaso contractual de sus tres primeros años de gobierno, pero omite su responsabilidad personal, que no exime a quienes son sus subalternos y a la Fuerza Naval. La corrupción contractual evidente en el gobierno de Correa, en la renegociación de los contratos  petroleros y en el Contrato con Ivanhoe para la explotación de petróleo en el bloque 20 de la Amazonía, violando la Constitución, la ley y lo que debería ser la ética del poder,  es un foco de pus por el que los responsables  deben ser sancionados penalmente. Habiendo el  gasto público superado en tres años  la suma de lo que gastaron en ocho años  los cuatro gobiernos anteriores, el crecimiento del producto interno bruto en menos del 1 % (solo 0.36%), el 2009,  demuestra que el efecto económico y social real de la inversión pública se quedó muy por debajo de las expectativas.Rectificaciones se requieren. La primera, transparentar las acciones y los negocios del gobierno y  castigar la corrupción casa adentro, que se la siente entre encubierta o, peor,  que se genera en órdenes superiores.Tolerancia para que las críticas se valoren y no se desmerezcan solo porque afectan a  intereses y negocios que protege el poder.Los cambios ¿serán  rectificaciones? o radicalizar la revolución ¿es solo radicalizar las pataletas?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)